Últimamente nos hacen muchas preguntas de este tipo, una pregunta que es difícil de contestar por la cantidad de variables que pueden haber antes de decantarse por un cambio de tarjeta gráfica, variables como ¿Cual va a ser su uso? ¿Con qué presupuesto contamos? ¿Qué ordenador tienes? ¿Qué tarjeta tienes montada en estos momentos? etc…

De entrada no hay que llegar a conclusiones radicales, todo dependerá de las variables que tengamos:

Una vez tengamos claro el cambio de tarjeta gráfica nos llega la gran duda, una duda que se encuentra completamente extendida por todo internet ¿AMD o nVidia? Las diferencias son tan grandes como sus nombres:

Yo a título personal me mojo directamente: la mejor opción es AMD ¿Por qué? Bueno, para empezar sus tarjetas gráficas ya llevan un periodo de consolidación en el mercado cosechando buenos resultados aunque también con tintes negros pero ahora mismo son las que presentan mejor relación calidad/precio, por unos 250€ podremos encontrar en el mercado un amplio surtido de AMD R9 280X que sin duda tienen un buen rendimiento, un consumo y temperatura relativamente moderados y obviamente un rodaje mucho mayor, de hecho por ese precio te puedes comprar alguna edición especial como la Toxic o la Vapor-X que ambas cuentan con un sistema de refrigeración mejorado y con un leve toque de overcloking que aumentará su rendimiento.

Sin embargo, es innegable que las que presentan mejores datos de rendimiento son las nVidia, obviamente son una generación más reciente a las AMD e igualmente tienen sus lados oscuros pero es indiscutible que tienen un rendimiento mayor que las tarjetas gráficas de AMD. No obstante es importante destacar que tienen un precio notablemente superior a las AMD lo que hace que sean menos atractivas para el comprador medio, llegando a cotas de 500€ por una nVidia GTX980, si bien es cierto que es el buque insignia de nVidia pero la tarjeta gráfica AMD R9 290X anda por 350€ e incluso menos teniendo un rendimiento levemente inferior frente a la poderosa GTX980.

De hecho aquí podréis comprobar una comparativa entre una tarjeta gráfica y otra. Obviamente si tu situación lo permite es un buen momento para cambiar de tarjeta gráfica teniendo en cuenta que la nueva generación de AMD están a la vuelta de la esquina lo más normal es que AMD baje los precios para poder competir frente a las gráficas de nVidia, es por ello que nunca debes caer en esperar a que bajen los precios porque siempre estaremos en esta espiral de esperar a que salgan las nuevas.

Una Respuesta

  1. AtrapadoEnElTiempo

    ¿Es? ¿O era? Porque con la manía de no poner fechas, uno no sabe si el “ahora” del que estáis hablando es 2010 o de 2014

    Responder

Deja un comentario