Para todos era impensable hace unos años el pensar que se pudieran fabricar coches inteligentes capaces de conducir sin que una persona los manejara, pero como estamos viendo ya se ha conseguido, no son perfectos y ya ha ocurrido algún accidente pero esta vez no ha sido así. Los coches autónomos de Google van preparados con ordenadores y sistemas muy complejos y estamos seguros que es dificilisimo que su mecanismo falle aunque claro que podría ocurrir.

Pero la verdadera amenaza como siempre son los humanos al volante, no lo decimos así a la ligera, tenemos este ejemplo en el que un vehículo autónomo ha sufrido un accidente cuando otro vehículo, una furgoneta minivan de empresa con una persona al volante ha chocado contra un coche de Google( autónomo, sin conductor) debido a un fallo del conductor de la minivan, ya que se cruzó el semáforo cuando este estaba todavía en color rojo, lo que provocó el accidente con el Lexus de Google.  Afortunadamente el observador del coche inteligente y el repartidor de la minivan salieron ilesos.

Google todavía no se ha alzado en el tema a dar detalles pero si que ha aclarado que su Lexus no empezó a cruzar hasta pasados 6 segundos desde que el semáforo se había puesto en verde, por lo que la compañía afirma que la culpa es del conductor que se saltó el semáforo.  Con esto podemos ver grandes puntos a favor de los coches autónomos ya que los humanos somos impredecibles y cometemos errores, fallos que ni el mejor de los ordenadores podría prever. Esto quiere decir que un coche autónomo deja de ser seguro cuando toma sus riendas una persona, según algunas fuentes conseguiremos una seguridad casi total en la conducción y en las carreteras cuando todos los coches que circulen sean vehículos autónomos y puedan comunicarse entre ellos para evitar accidentes.

¿ Y tú que opinas, estas a favor o en contra de estos vehículos autónomos? 

Deja un comentario